Políticas Culturales

 

El arte y la computación

en beneficio de la infancia y

la juventud

***Las artes deben relacionarse con la capacidad de resolver problemas colaborativamente en la creación de un mismo producto, a través del pensamiento computacional y creativo

 

***Los videojuegos y las animaciones digitales funcionan como materiales de aprendizaje artístico, en un mundo globalizado donde se crean nuevas formas de interacción social en red

l que las nuevas generaciones puedan resolver conflictos al mismo tiempo que desarrollan la creatividad por medio de la programación es uno de los objetivos del Programa Artemisa 2.0. Busca formar seres humanos integrales logrando cohesión social y prevención de la violencia a través del pensamiento computacional y las artes utilizando tecnologías como Scratch.

 

Imágenes interactivas y multimedia han sido desarrolladas para fomentar la identidad y el sentido de pertenencia de los niños y los jóvenes mexicanos. Al compartir sus ideas, afectos y emociones a través de sus proyectos, unidos por medio del arte, la creatividad y la programación, los niños y jóvenes construyen conocimiento colaborativo comunitario formando ciudadanía y valores.

 

Apoyado en teóricos como Ken Robinson, Howard Gardner del Proyecto Zero, Mitchael Resnick, Jeannette Wing, además de nuevos teóricos de la Organización de Estados Iberoamericanos como José Francisco Quesada y Andrea Giráldez; el Programa Artemisa 2.0 utiliza las nuevas tecnologías en red y el pensamiento algorítmico enfocado a la creatividad y el arte a través de la cultura y el arte mexicanos. Scratch está dirigido principalmente a las nuevas generaciones para que desarrollen pensamiento computacional y creativo.

 

Es una herramienta que busca poder acercar a las nuevas generaciones a la programación y los algoritmos “sin que tengan que esperar a estudiar una carrera como tal” dice Rossana Ponzanelli Velázquez. Para la especialista, el pensamiento computacional y la programación son parte de una actitud hacia la vida “porque la utilización de algoritmos es la capacidad de poder formular y organizar pasos para la resolución de problemas. Se trata de saber organizar y enfrentar una situación inesperada en una era llena de incertidumbres”.

 

La creadora de Artemisa 2.0, Rossana Ponzanelli Velázquez, doctoranda en Sistemas y Ambientes Educativos por la Universidad de Guadalajara, busca acercar de forma armónica a las nuevas generaciones, a través de esta herramienta digital en combinación con la robótica, con la cultura y el arte mexicano: imágenes prehispánicas, creaciones artísticas de diferentes momentos, como el muralismo,  y personajes de renombre; por ejemplo, Orozco, Rivera o Siqueiros, entre otros.

 

Para Ponzanelli Velázquez, Maestra en Artes Visuales en la Academia de la San Carlos y con un posgrado en Educación a Distancia y Nuevas Tecnologías Aplicadas a las Educación, por la Universidad de Alicante, la Universidad Carlos III de Madrid y la Universidad de Autónoma de Barcelona,  Scratch es un programa que ayuda a que las nuevas generaciones desarrollen “una visión crítica, cuestionadora y propositiva de la realidad, dejando de lado situaciones violentas y destructivas como las drogas”.  Artemisa 2.0 está dirigido a jóvenes de secundaria y primeros años de bachillerato, pudiéndose aplicar en edades más tempranas “depende del contexto donde se trabaje ya que antes de su aplicación debe hacerse un diagnóstico pedagógico contextual, porque lo que se quiere, es que los estudiantes desarrollen capacidades computacionales desde edades tempranas” señala la creadora.

 

La programación y el pensamiento computacional que forma parte del Programa Artemisa 2.0, Educación Artística Sistematizada e Innovadora, diseñado para el desarrollo de habilidades y competencias para la vida, han intervenido ya en varias comunidades utilizando blogs educativos, “la idea es que se aprenda colaborativamente y se compartan los proyectos en red social” señala Ponzanelli.

 

Confirmando que estamos viviendo en la Sociedad de la Creatividad, Ponzanelli Velázquez, dice que cada vez se hace más necesario utilizar la información y los conocimientos acumulados por las nuevas tecnologías en pro de las distintas comunidades del planeta. “Estamos viviendo una infoxicación, es decir, una sobreinformación que ha hecho que nos enfrentemos a cambios drásticos y sorpresivos en una vida llena de incertidumbre; aun en chicos con muy buenas calificaciones, por falta de desarrollo del pensamiento creativo y computacional, no saben cómo resolver un problema de la vida cotidiana”, plantea.

 

En muchos países, asegura, este tipo de programas busca fomentar el pensamiento matemático creativo desde edades tempranas. “No es nada más que aprendan programación sino que tengan la habilidad de aprender a solucionar problemas utilizado el pensamiento crítico; a través del planteamiento de algoritmos. Las matemáticas están involucradas es decir, tener la capacidad de razonar y crear; tener la habilidad de imaginar a través de códigos computacionales”. Por ello, para la investigadora, las nuevas tecnologías, como la programación y la robótica, son una excelente herramienta donde se puede expresar la sensibilidad y la imaginación, tal y como el experto en educación artística Ken Robinson ha señalado, al asegurar que es necesario que en las instituciones educativas se retome el arte para estimular la capacidad  innovadora de los estudiantes.

 

Una sociedad intercultural, donde se busca que chicos desde los ocho años hagan sus propias animaciones multimedia y videojuegos; “implica que dejen de ser consumidores pasivos y para ser seres proactivos, por lo que se necesita hacerlo desde una visión artística”; y es que, al ser creadores, construyen redes sociales, fomentando el intercambio de manera propositiva y colaborativa. “No puedes actualmente hablar de sentido de pertenencia sin las redes sociales, la idea es que sean aprovechadas de manera propositiva”. Concluye, “las Redes Sociales, el Pensamiento Computacional, y la Gamificación son la manera de utilizar las tecnologías educativas en beneficio de las nuevas generaciones, como una prioridad hoy en día dentro de la expresión artística y su aprendizaje”.

 

 

 

 

 

 

E