Políticas Culturales

 

La crisis económica y la cultura en España

Entrevista a Fernando Rueda

***“Desde 2011 los presupuestos (en España) han caído de manera diferenciada más del 30 por ciento. Incluso partidas que se supone son obligatorias se han quedado en cero, como la compra de libros en bibliotecas públicas”: Fernando Rueda, director del Observatorio de Cultura y Comunicación de la Fundación Alternativas

 la distancia, desde México, observamos las notables diferencias en cuanto a calidad de vida que tienen los países de la Unión Europea, respecto del nuestro. Al caminar por las tranquilas y limpias calles de Oviedo, Weimar, Montpellier o cualquier ciudad de Europa, es inevitable observar que existe una fuerte apuesta cultural: conciertos en las calles, centros culturales, festivales, teatros, incluso parques infantiles que en realidad son instrumentos musicales.

 

 Los europeos también se percatan de su desarrollo en esta materia y les preocupa que con el pretexto de la crisis económica, sectores que siempre se han opuesto a la inversión en cultura, aprovechen la coyuntura para minar sus presupuestos. Al respecto Fernando Rueda, director del Observatorio de Cultura y Comunicación de la Fundación Alternativas, de España, señala en entrevista que desde 2011 los presupuestos han caído de manera diferenciada más del 30 por ciento. “Incluso partidas que se supone son obligatorias se han quedado en cero, como la compra de libros en bibliotecas públicas.”

 

 Rueda quien también ha sido director del Centro Cultural de España en República Dominicana y director de Cultura de la Organización de Estados Iberoamericanos, señala que “no sólo ha sido una caída en la financiación pública en el sector estatal, incluso en los ayuntamientos que en España son los que más aportan a la financiación de la cultura”. Para él, a esta caída presupuestal se suma que no realizaron las reformas necesarias ya que “se propuso por ejemplo una modificación a la Ley de Mecenazgo, que finalmente no ha aparecido. Con lo cual tampoco hay  instrumentos para que lo privado apoye a la cultura”.

 

 Para el politólogo Rueda desde la época de la transición en España, “desde el modelo democrático de financiación de la cultura se trató de instalar un mecanismo en el que el acceso a la cultura tuviera un apoyo público importante y se financiara al menos las necesidades básicas culturales, a través de subvenciones públicas o con apoyo público de dinero sin mayor dificultad.”

 

De acuerdo con el funcionario cultural, la necesidad de plantearse nuevos modelos de financiamiento no sólo responde a la crisis, sino también a la revolución digital “que ha transformado la cadena de valor de la cultura, desde la producción, distribución, acceso y consumo y ha supuesto un periodo de revisión para los propios productores y empresas culturales, que tienen por lo menos las grandes empresas españolas, una visión muy analógica de la situación. No es un problema exclusivo de España, es un problema que afecta también  todo nuestro entorno de la Unión Europea.”

 

 Estrechamente vinculado al tema del financiamiento y presupuesto, están las dudas sobre los espacios subutilizados para las artes, ya que como sabemos, en España la llamada burbuja inmobiliaria también llegó al sector cultural. Al respecto Fernando Rueda señala que “dejando a un lado lo que ha supuesto sobre costes y cuestiones que no tienen que ver con la buena administración de lo público” las administraciones pensaron en la infraestructura, pero no en los contenidos. Rueda enfatiza “No es sólo por las grandes obras, como es la Ciudad de la cultura de Galicia, la Ciudad de las artes de Valencia, sino desde cualquier rincón de España; hay pueblos de 300 habitantes con auditorios de cinco mil personas. Yo creo que ha sido un poco disparatado. Hay que repensar qué se hace con esas infraestructuras y cómo se puede aprovechar el trabajo realizado.”

 

 Con este escenario de crisis económica, revolución digital y la renovación del Parlamento Europeo, la Fundación Alternativas realizó el VI Foro de Industrias Culturales.  Los temas eran sugerentes: Por una Excepcionalidad de la cultura; Ideas Programas y medidas para una Europa Cultural, eran algunos. El foro realizado en el Museo Reina Sofía, también fue apoyado por más instituciones como el Ministerio de Educación y Santillana entre otros. Finalmente en junio presentaron el documento que denominaron “Demandas a Europa del sector de la cultura en España” que se puede consultar en la página http://www.falternativas.org/occ-fa/documentos/demandas-a-europa-del-sector-de-la-cultura-en-espana-vi-foro-de-industrias-culturales.

 

 Dicho foro tuvo amplia participación de quienes trabajan en las industrias culturales en España. Las propuestas, para Fernando Rueda “no deja de ser otra cosa que la cultura tenga un tratamiento especial y particular; que tenga pues desde unos incentivos fiscales especiales porque no se puede comparar la producción de productos culturales, o instrumentos culturales, con otros productos que no tienen esa carga simbólica de identidad compartida, de diversidad. Es retomar esa idea de la excepción cultural. Europa es un mercado único donde hay libertad de movimiento de capitales, hay un espacio común y sin embargo sigue parcelado en algunos aspectos, por lo menos habrá que sentarse y organizar un debate público, sobre cómo se debe de afrontar por parte de la administración pública el conjunto de la sociedad esa defensa de la cultura, en su sentido más amplio”, concluyó.

A